El blog de Stop Sida

¿Qué sabes sobre la Profilaxis Post Exposición no ocupacional al VIH (PPE)?

“Estuve de fiesta y, de ahí, me fui a casa de un tío. Había varios más a los que no conocía. Me penetraron tres veces como mínimo; yo también penetré a un chico. No recuerdo si hubo eyaculación. Sólo hubo condón la primera vez. Han pasado tres horas y ya se me ha pasado el “colocón”. Estoy asustado, tengo mucho miedo ¿qué puedo hacer?”.

Cada vez con más frecuencia, recibo mensajes como este en el Whatsapp del Cibereducador. En la persona se disparan todos los miedos, angustias, culpas… y la desinformación. ¿podemos hacer algo? SÍ.

Especialmente cuando hay penetración anal sin condón (con o sin eyaculación, seas activo o pasivo) y no conocemos el estado serológico de la persona, puedes acudir a las Urgencias de los hospitales públicos. Si tienes dudas, no te cortes y ponte en contacto con una ONG u organización de tu ciudad dedicada a temas de salud sexual (¡el whastapp del Cibereducador de Stop Sida siempre está para ti!).

Una vez allí, tendrás que explicar la práctica de riesgo; puede que no sea una situación cómoda, sin embargo, el sexo es consustancial al ser humano: ¡naturalidad! Tienes que pedir la Profilaxis Post Exposición al VIH (PPE o PEP en inglés).  Es un tratamiento al que podemos tener acceso, siempre bajo indicación y prescripción médica, y al que tenemos DERECHO.

¿Qué es la PPE?

Un método excepcional y de urgencia que puede reducir la posibilidad de infectarnos por VIH utilizando antirretrovirales durante 28 días (los medicamentos que se usan para tratar la infección por VIH). Puede tener algún efecto secundario (muy leve, si lo hay). Va acompañada de algunas analíticas de VIH, en distintos plazos.

¿Cuándo puedo pedirla?

El tiempo es fundamental. Cuanto más cerca estemos de la práctica de riesgo, mejor. Y mucho mejor dentro de las 48 horas siguientes. Más allá de las 72 horas ya ni tiene sentido ni te la van a dar.

¿Quién valora si se administra o no?

La PPE está regulada en un protocolo del Ministerio de Sanidad. Lo usual es que se solicite en las Urgencias de los Hospitales y, por tanto, el médico/a debe conocerlo y es la persona que valora y decide su administración.

¿Qué ocurre en las Urgencias?

Afortunadamente, la PPE se conoce cada vez más por el personal sanitario. En muchos casos, no vas a encontrar ningún problema para que te la den. La profesionalidad del médico y, sobre todo, su empatía, van a ponerlo todo fácil.

“A había conocido a un chico. La relación fue sin condón. Pasadas unas horas le entraron los miedos. Me escribió, le expliqué la opción PPE y, tras resolver sus dudas, se fue a Urgencias. A las dos horas, A me escribió más tranquilo: el médico le había explicado todo, había sido amable. Le dieron tres pastillas, le hicieron una analítica de vih y lo citaron en la Unidad de Infecciosos a los tres días para valoración por el especialista. Todo correcto. A tiene 25 años”.

Sin embargo, en otros casos el médico desconoce la PPE, enjuicia la conducta de la persona, la culpabiliza y, no sólo no resuelve, sino que hace más daño.

“Sábado a primera hora. Derivé a X a urgencias del Hospital. Ya de entrada, la auxiliar de recepción le dijo: “se os va la cabeza con las drogas”. (X no consume drogas). Tras una hora esperando, la médico que lo atendió no conocía la PPE. X tuvo que escuchar: os acostáis con cualquiera, parece mentira, sólo os importa el sexo, vaya vida que lleváis los gais…la ONG me va a decir a mí lo que tengo que hacer… Y lo derivó a la Unidad de Infecciosos para consulta el martes próximo a las 12h, es decir, cuando ya habían pasado las 72 horas. Absurda derivación… Remití a X a otro hospital de la ciudad “por si tenía más suerte”. Más de lo mismo, más juicios…y X más vulnerable y asustado. En esta ocasión, el médico lo derivó al Centro de ITS para que pidiera cita. Otro sinsentido. Le había advertido de que esas cosas podían pasar, que era su derecho y que pusiera una reclamación. Sin embargo, la vulnerabilidad del momento, el tono del personal sanitario, los miedos y los sentimientos de culpa que se disparan en la persona hacen muy difícil que haya una reclamación. X se fue a su casa hundido, impotente y, a día de hoy, sigue esperando plazos para hacerse la prueba de VIH. X tiene 19 años”

No lo olvides: la PPE es un tratamiento al que podemos tener acceso (siempre bajo indicación y prescripción médica) y al que tenemos DERECHO. ¡Puedes reclamar y exigir!

Recuerda que:

Si tienes VIH, estás tratado y tienes la carga viral indetectable durante 6 meses, no puedes transmitir el virus en tus relaciones sexuales, aunque no uses condón en las penetraciones y haya eyaculación (Indetectable=Intransmisible). De hecho, NO PROCEDE la PPE para tus parejas sexuales en este caso

Todos y todas tenemos derecho a decidir cómo vivimos nuestra salud sexual y a qué decisiones tomamos para ello. Es parte de nuestra libertad.

Tú, ¿cómo quieres cuidarte?

Si tienes dudas sobre salud sexual, VIH y otras ITS (y sus pruebas rápidas), apoyo emocional a personas que viven con VIH, PPE, PrEP… sólo tienes que escribirnos:

Cibereducadores en Salud Sexual, Stop Sida.

Whatsapp y Telegram: +34 636 338 678 (haz clic aquí desde un móvil)

Puedes consultarnos también desde https://stopsida.org/cibereducadores/

(Fuente foto: www.soyhomosensual.com). 

José Carlos

José Carlos

José Carlos es Experto Profesional en Formación de mediadores para el apoyo a personas con VIH (UNED). Ponente en diversos congresos y jornadas nacionales sobre VIH, imparte charlas formativas en IES y organizaciones LGTBI+, colabora en la redacción de artículos sobre salud sexual en las revistas para el colectivo. Forma parte de la Red Nacional de Cibereducadores desde su inicio en 2015.

Añade un comentario

Se enviará un correo de verificación a la dirección indicada para poder aprobar tu comentario

Ciber whatsapp consultas vih salud sexual LGTBI

Entradas recientes

Sitio oficial de Stop Sida